domingo, 25 de diciembre de 2011

Reseña sobre mi última novela de LAKY

Libros que hay que leer.



Conclusión final

¿Qué deciros? Que me ha encantado el libro. Me ha atrapado desde un primer momento y casi lo he leído de tirón pues no podía soltarlo.

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com/2011/12/todo-vale-juan-ignacio-montiano.html

jueves, 15 de diciembre de 2011

Reseña sobre mi última novela de Begoña Callejón.

http://www.labibliotecaimaginaria.es/page10.php?post=1428



Todo vale ¿siempre? ¿Y si fuera cierto qué el fin justifica los medios? Así nos presenta Juan Ignacio Montiano su novela en su ya tercera edición.


Juan Ignacio, con cinco novelas publicadas, destacando las últimas, El fabricante de dragones y Dragoigilea, nos presenta una obra cargada de incertidumbres y anhelos. Esta inquietante historia atrapa desde las primeras páginas, nos encontramos con un muerto, un sospechoso y una investigación policial. Un triunfador de la radio, Fernando Blasco, dirige un programa de bromas en el que se prueba la fidelidad de las parejas, el conocido programa Treinta y Cinco Principales. Un soltero, con un piso en la Castellana y una novia modelo, por culpa del programa se ve envuelto en un lío del que le resulta difícil escapar. En esta ocasión la broma se convierte en pesadilla. Esta situación le lleva a reflexionar sobre su vida, sobre esa maravillosa vida de éxito donde comienza a preguntarse si todo vale realmente. J. L. G. Decide suicidarse después de que su novia lo abandone por haber cedido a las proposiciones de la chica de la radio. Vive una situación difícil a nivel familiar y cuando sucede este desagradable incidente decide quitarse la vida. Más tarde se descubre que ambos, el locutor y el suicida se conocían de la adolescencia, algo que no ayuda de cara a la investigación.


Se sentó en el borde de la cama. No se atrevía a abrir el sobre. Estuvo media hora en la misma postura, con la carta en la mano y la mente en blanco; parecía estar poseído por la idiotez más extrema. Finalmente lo abrió. Se trataba de una citación en toda regla del Juzgado de Instrucción nº 4 de Madrid. Pág. 85.


Los personajes presentan algunos rasgos estereotipados: el locutor de éxito con una novia modelo, la pareja a la que se le aplica la broma, una novia despechada y un novio que termina con su vida debido a las circunstancias que le rodean, un policía misterioso y un abogado con dinero; esto no implica que sean del todo previsibles, pero sí cumplen ciertas características del imaginario común. Los pensamientos y las reflexiones del protagonista nos hacen ver que existe el arrepentimiento, aunque sea momentáneo: Deprimido… lo que estoy es muerto de miedo, temiendo que me van a crujir, con una especie de arrepentimiento doloroso en la boca del estómago, al borde de un precipicio, como José Luis Gracián cuando, al menos un instante, estuvo en el alfeizar de la ventana. Podía habérselo pensado mejor, joder… Pág. 83.


Estas páginas plantean un dilema ético bastante serio: ¿hasta qué punto estamos dispuestos a perjudicar al prójimo a cambio de mantener una vida satisfactoria o de éxito? Nos plantea dudas, preguntas, respuestas, pero cada lector tendrá que elegir su propia respuesta, su propio camino ético a raíz de la lectura de este libro; su propia manera de afrontar el día a día, la cotidianeidad. Una obra de fácil lectura, dedicada al consumo rápido, donde te preguntas cuáles son las motivaciones actuales del ser humano, hasta dónde somos capaces de llegar por éxito y hasta qué punto permitiríamos que jugasen con nuestra propia vida. Un final sorpresivo te hace plantearte de nuevo la historia y finalmente cuando cierras el libro no tienes más remedio que pensar en tu propia vida.


Begoña Callejón

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Descubierto espía británico en una reunión de los líderes de la Eurozona.


Antes de que el señor Berlusconi dimitiese, Cameron tenía estratégicamente colocados a sus espías. Descubran en la foto quién es el 007.

lunes, 12 de diciembre de 2011

CORTO.4. SALIR DEL ARMARIO

                           

         Me encuentro muy cansado. Todo el día viajando de aquí para allá, de hotel en hotel. Hoy me acostaré pronto. Todas las habitaciones de hotel son iguales, se trata de una sola habitación repetida miles de veces, clónica, sin encanto… ¡qué asco! Y luego, hay que ver cómo está la vida, no te puedes fiar de nada ni de nadie. Bueno, me iré a la cama; no sin antes mirar debajo de ella, no vaya a ser que haya alguien escondido ahí, esperando a que me duerma. No hay nadie, mejor. ¿Y en el baño? Tampoco hay nadie en el baño. En fin, ¡qué sueño! ¡Pero si no he mirado en la bañera! Descorro con precaución la cortina y compruebo que sólo cuelga el albornoz de una percha. Cualquiera podría pensar que estoy paranoico perdido, pero creo que hay suficientes motivos para no fiarse. Me acostaré. ¿Y en el armario? Miro dentro, me meto hasta el fondo… ¿qué ruido es ése? ¡Dios mío! Alguien está entrando en la habitación. ¿No decía yo? Cierro la puerta del armario. Entra dentro, bosteza, parece que se está quitando la ropa. ¡Qué desfachatez! Va al baño y oigo el gorgoteo sulfúrico de su mear. ¡No me lo puedo creer! Tira de la bomba, se mete en la cama, apaga la luz. Espero unos minutos. Empieza a roncar. ¡El tío jeta está durmiendo! Esperaré un  rato a que tenga el sueño más profundo. “La vida no puede ser más caprichosa. Uno trabaja, se esfuerza, intenta levantar una familia, pero, en realidad, uno está a merced de cualquier loco. Un loco que se cruza en tu camino y te jode bien jodido. Viola y mata a tu mujer a machetazos, descuartiza a tus hijos, los cocina y se los come… y te deja fuera de juego, vacío, sin nada dentro donde emocionarte o sonreír, muerto en vida. Y aunque lo juzguen y lo metan en un hospital carcelario para asesinos dementes, con la intención y el deseo de que se pudra dentro… resulta que las cosas no son tan sencillas, porque existen las terapias de los cojones, y la gente se cura, parece ser que se cura y consideran, incluso, que está rehabilitado. Y lo dejan en la puta calle, libre y desorientado, para que vaya por ahí, de turismo, visitando hoteles…” Ya han pasado dos horas. Salgo sigilosamente del armario, me acerco al tipejo, le pongo sobre la cara de cerdo que tiene un pequeño cojín que siempre llevo encima y, con la otra mano, le corto el cuello con mi cuchillo de monte. ¿Qué sorpresita, eh, cabrón? De la herida burbujea un funesto manantial bermejo y caliente, que se mueve al ritmo de sus estertores, que suenan a triste bolero de despedida. Sus brazos y sus piernas se agitan en espasmos que remedan un tango mortal y trágico. Poco a poco van cediendo las convulsiones. El pobre diablo se está muriendo soñando que se muere. Ya no patalea. Le quito el cojín de la cara. Veo sus ojos perdidos en el más allá, preguntándose, supongo, por qué ya no está en el más aquí. ¡Qué pena! Y pensar que ahora estaría vivo si hubiese tenido, como yo, la prudencia de mirar debajo de la cama, dentro del armario…


Finalista del I Concurso Internacional de Relatos "Hotel Dusk", organizado por Nintendo y la Semana Negra de Gijón. 2007.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Explota un señor que estaba junto a Merkel

Vean la foto tomada unos minutos antes de que el señor que está junto a la presidente de Alemania explotara. La escena se llenó de sangre y sesos pero no hubo heridos, salvo el señor en cuestión. Los forenses estudian el caso, pero piensan que se puede tratar de una ingesta excesiva de deuda acumulada. La señora Merkel, disgustada, pues el vestido que llevaba era nuevo, aunque de Zara, matizó.

sábado, 3 de diciembre de 2011

CONCURSO DE LA EDITORIAL VEN Y TE LO CUENTO.

La editorial de mi última novela Todo vale, presenta un original concurso, que consiste en subir a youtube una reseña de uno de los libros de su colección: ¿y si fuera cierto? Os dejo el enlace:

http://www.youtube.com/user/venytelocuento?feature=watch